viernes, junio 09, 2006

Uno primero, después dos (Trapecistas o solistas)

Dos imágenes equilibradas por una de trapecistas. Más que dos películas (Primavera, etc... y 2046), más que dos joyas orientales del cine actual, una verdad antigua representada por los 2 de siempre, esos que no aprenden que primero es uno. El equilibrio de los trapecistas depende del de cada uno por separado... de no ser así, el destino son dos caídos reventados en la pista de este circo, o la eventual inmolación después de arrastrar la piedra por la colina, o un pasaje sin retorno al futuro... a 2046.
(i)
A veces dos cuerpos se encuentran y, como si no hubiera más asunto del que ocuparse, solo pueden continuar su camino extendiéndose a expensas del otro. Cada cabo de uno se pega al extremo del otro, dibujando en el aire una maniobra mortal, como si la escasa vida no fuera un borde peligroso al que trapecistas de mala muerte desafían cada mañana.

(ii)
Ya lo decía un eco del sol naciente: no hay peor cárcel que aquella que construimos voluntariamente a partir del apego. Y qué felices somos cuando cándida e ingenuamente nos encadenamos a un destino "en-otro-poyético". Cuando nos convencemos -y somos efectistas y convincentes discursistas- que el sentido vital se forja de a dos. Y lo peor de todo es que no pocas veces descubrimos que hemos estado amarrados a trascendentes miserias. En todo caso la dependencia se acaba montando un show de solista.

(iii)
Así y todo valga la memoria retroactiva y sensopotente, aunque sea la excusa imperfecta para disfrutar placeres efímeros ¿y qué más quieren hijos de dios?
Fotograma izquierda: Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera, Kim Ki-Duk (2004), Corea.
Fotograma derecha: 2046, Wong Kar-Wai (2004), China.

13 Comments:

Blogger Rey muerto escribió...

No quiero miserias, ni trascendentes, ni equilibristas, ni sutiles. No quiero reflejos de placer si no es la vehemencia en sí la que me busca, me invade, me llena y se desborda hasta agotarme.

Soy deseo del funambulista de caminar por el borde del abismo y llega al extremo que ansía.

Ese quiero.

Y tu visita y tu abrazo en la noche.

Te beso.

sábado, junio 10, 2006  
Blogger Gisellecharri escribió...

Es extraño decir que he pasado por este lugar (que no es el "común")muchas veces en esta vida...solo ahora me animo a escribir que frente a tanto deambular de frases ,ha terminado ganando mi ello......

domingo, junio 11, 2006  
Anonymous Ignacio escribió...

Mucho me han hablado del apego en el ultimo tiempo, me he paseado por la web buscando sus raices y explicaciones mas variadas. Di con la que dice que es natural al ser humano porque sencillamente solo nacimos solos, no es la forma en que queremos vvir y menos morir.

Interesantes escritos, son tuyos?

Sobre la fruta que lo visita también y que es seguidora de Borges,me va a decir que no contenta con su belleza huele a fruta?

Un abrazo desde Buenos Aires, Ignacio

domingo, junio 11, 2006  
Blogger El Rajá Rafa escribió...

Hola JP, me gustó este, siempe entro me paseo por este sitio y el tiempo me pilla, pero mira como ahora que ando en la V, sí tengo tiempo.
Me gusta la idea de los trapecistas. Tuve la ventaja de ir a un ensayo del Cirque y la verdad que la idea de la tremenda confianza que deben tener el uno en el otro y la lectura que deben hacer de cada uno de los gestos del otro es lo que, en una libre interpretación, encuentro aquí.

Saludos, el Rajá-Rafa.

PD: Cuidame a la "naranjita"

martes, junio 13, 2006  
Blogger Pilar escribió...

No, no hay peor carcel que esa del apego, siempre le digo a él eso mismo, que no se apegue tanto, que no me gusta el encierro...

Besos.-

martes, junio 13, 2006  
Anonymous T escribió...

Ya, con todo respeto. Encuentro que el pasado y lo que sea se enciona, esto me huele a años, y siempre es mejor mirar pal lado en futuro.

Cariños, la Tama

martes, junio 13, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

... que bonita imagen la de los trapecistas, de primavera y del beso, captada la sensación de la entrega cuando se entrega, sin apego, solo desde el sentir, el fluir, el desaparecer, sin ni siquiera pensar que hay un mi y un otro, solo siendo, la trascendencia... pero que difícil no querer más... el gusto a poco es sin duda una muestra más de la necesidad y la falta... la ausencia, la completitud, en fin, el ser humano, con necesidad de placer, de goce, de éxtasis, aunque pensándolo bien, eso es la "necesidad" de un otro para ser, ese es el tema, es la dialéctica del entregar y el recibir, hay dos, siempre hay dos... no "somos" solos, nunca "seremos" solos... "la identidad se revela en presencia de un otro"Rolando Toro(creador de la biodanza)

...(cumplido el deseo)

un besito,
la vale

jueves, junio 15, 2006  
Blogger secreta escribió...

Hola Querido,

Me ha sorprendido este escrito por ciertas conexiones:
1. Ser tra pecista fue mi sueño de nña, el año pasado estuve en clases. Pretendo retomar cuando mejore la fuerza (hay que tener N fuerza).
2- Tengo un libro de numerología.
3- Sé bastante de cine, incluos tengo estudios en esa área y trabajo un poco con eso también.
4- Estuve en Japón el 2002...

Y curiosamente no he visto ninguna de las 2 films... y el 2.. el 2 es un gran número. Sobre todo cuando el conjunto hace mucho más que dos... ¿no crees?

Me gustó más esta foto...

Sabes, a veces te imagino... Imagino que vives solo, en un lugar medio oscuro, pequeño, con muchos muchos libros films y cds por todos lados... y que fumas mucho y que te gusta caminar por el parque forestal con audifónos...

Me gusta leerte... me gusta saber cosas deti con tus letras.

Y... no entendí tu úlyimo coment en my home. (Desolée...).

Secrète

viernes, junio 16, 2006  
Blogger MaleNa escribió...

A veces dos cuerpos se encuentran y, como si no hubiera más asunto del que ocuparse, solo pueden continuar su camino extendiéndose a expensas del otro.

Algunas imagenes que llevo en mi bolsillo son vuelos de trapecistas.
2046 es un film intenso, un amor que se queda en la primer mirada.

Besos.

viernes, junio 16, 2006  
Blogger Clementina escribió...

Pablito, me tomé mi tiempo, pero ya llegué.

(i) Me lleva al asunto de la media naranja, no al medio limón al que le agregas azúcar, porque es la pirueta mortal para la que nacimos, la que hacemos en forma voluntaria, no sé si sólo con uno en toda la vida -espero que no- y sin preparación, sin entrenamiento, que sale natural.

(ii) El apego tan manoseado que está hoy… Cómo se le dice algo al corazón desde la razón? Yo sé que no se puede. No se puede. Se echa mano al tiempo sabio que todo lo apacigua, mientras se aprende a trabajar la paciencia y a apaciguar la ansiedad.

(iii) Yo no quiero ser experta en monólogos, aunque lo efímero tiene más de alguna gracia y no siempre terapéutica.

Más de algo de esto de seguro saldrá el miércoles. Lo veo venir.

Sobre estas películas conversaremos el día en que estemos un poco más en paz.

Abrazotes, Clem

sábado, junio 17, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

ummmm,este blog también está a punto de quedar condicional en el mío...
Besos Pablito

martes, junio 20, 2006  
Blogger neutrino escribió...

Paradojicamente la sensación de libertad (acompañada de un me siento pleno conmigo mimso) y la sensación de desesperación de no estar con el ser amado (llamalo dependecia, apego, etc.), son las que me hacen sentir vivo.

Ambas me arrancan del estado "zombie" que la sociedad y a veces mi fragilidad (por miedo a pensar, a sentir, al dolor) insisten en que entre.

miércoles, junio 21, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Todo en ti es triste... por que?

viernes, julio 07, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma