jueves, marzo 16, 2006

NO ME ARREPIENTO DE NADA (Gioconda Belli)

Afortunadamente para ustedes, esta vez no desplegaré mi lengua barroca y tampoco dejaré juguetear estos dedos independentistas sobre el teclado. Solo quiero compartir este texto, alguna vez recibido desde, más que amiga, una maga en mi camino (curiosa similitud en palabras escritas con casi las mismas letras).
Un instante sin tiempo para hablar de la mujer de la que me enamoro todos los días, en el metro, en la calle, en un parque, en el cine (la de la pantalla y la que está sentada más allá), la de mi mente, mi cuerpo, mi sueño. Juro fidelidad a la mujer de siempre, a la de todos esos corazones, caras y caderas convergentes en una sola. En aquella mujer que adoro. Aquella mujer que desconozco.



Mejor los dejo con Gioconda:

Desde la mujer que soy,
a veces me da por contemplar
aquellas que pude haber sido;
las mujeres primorosas,
hacendosas, buenas esposas,
dechado de virtudes,
que deseara mi madre.

No sé por qué
la vida entera he pasado
rebelándome contra ellas.

Odio sus amenazas en mi cuerpo.

La culpa que sus vidas impecables,
por extraño maleficio,
me inspiran.

Reniego de sus buenos oficios;
de los llantos a escondidas del esposo,
del pudor de su desnudez
bajo la planchada y almidonada ropa interior.

Estas mujeres, sin embargo,
me miran desde el interior de los espejos,
levantan su dedo acusador
y, a veces, cedo a sus miradas de reproche
y quiero ganarme la aceptación universal,
ser la "niña buena", la "mujer decente"
la Gioconda irreprochable.

Sacarme diez en conducta
con el partido, el estado, las amistades,
mi familia, mis hijos y todos los demás seres
que abundantes pueblan este mundo nuestro.

En esta contradicción inevitable
entre lo que debió haber sido y lo que es,
he librado numerosas batallas mortales,
batallas a mordiscos de ellas contra mí
-ellas habitando en mí queriendo ser yo misma-
transgrediendo maternos mandamientos,
desgarro adolorida y a trompicones
a las mujeres internas
que, desde la infancia, me retuercen los ojos
porque no quepo en el molde perfecto de sus sueños,
porque me atrevo a ser esta loca, falible, tierna y vulnerable,
que se enamora como alma en pena
de causas justas, hombres hermosos,
y palabras juguetonas.

Porque, de adulta, me atreví a vivir la niñez vedada,
e hice el amor sobre escritorios
-en horas de oficina-
y rompí lazos inviolables
y me atreví a gozar
el cuerpo sano y sinuoso
con que los genes de todos mis ancestros
me dotaron.

No culpo a nadie. Más bien les agradezco los dones.

No me arrepiento de nada, como dijo la Edith Piaf.

Pero en los pozos oscuros en que me hundo,
cuando, en las mañanas, no más abrir los ojos,
siento las lágrimas pujando;
veo a esas otras mujeres esperando en el vestíbulo,
blandiendo condenas contra mi felicidad.

Impertérritas niñas buenas me circundan
y danzan sus canciones infantiles contra mí
contra esta mujer
hecha y derecha,
plena.

Esta mujer de pechos en pecho
y caderas anchas
que, por mi madre y contra ella,
me gusta ser.

23 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

Haciendo eco de el post canto :

" Soy un monton de cosas santas mezcladas con cosas humanas...
como te explico.. cosas mundanas "

Un saludo gatuno

jueves, marzo 16, 2006  
Blogger Clementina escribió...

Uf, fuerte qué peso de la historia, del proceso en los años, en a sociedad, en lo político, de la búisqueda, que tremenda noción de la mujer latina, imposible pasar los ojos por esas líneas sin dejar de comprender hasta lo que no escribió. Es como un agradecimiento sentido, esa impresión me deja...
Otra cosa, a Borges le leí esto, cuando hablaba de su amor: "tiene la sonrisa de la Gioconda y los movimientos de un caballo de ajedrez".
Un beso, Yo

jueves, marzo 16, 2006  
Blogger Marion escribió...

sólo una mujer de rodillas gastadas, sólo una mujer que amó, sólo una mujer que siente, respira y está orgullosa de ser solo una mujer en la multitud...

jueves, marzo 16, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Hola,

No conocía a Gioconda hasta que la leí aquí... y esas mujer se me yergue tan potente... tan alguien, tan disinta a nadie.

Y la vínculo con mujeres que admiro por su poder SER. a Rebeca Matte por ser escultora y atreverse como Camille a cincelear piedras duras y blancas con fuerza de hombre... y estilo propio. A la argentina Lola Mora, tb escultora, y LIBRE de pensar sin ataduras... a varias escritoras, una de mis predilectas, María Monvel y su "me pesaba su nombre" o su "para amarle así me declaro vencida". Pero no siempre ser tam ALGUIEN es fácil. De hecho a varias les costó un suicidio, a Pizarnik, a Alfonsina y a la bella y aristócrata fujitiva que se fue con el poeta que nació a los 33... A veces me pregunto si SER es mejor que Hacer o si no... Claro el ser de ellas se vio superado, pero su hacer nos deja ese "je ne quoi" que mejora las cosas, sin tiempo y a muchos...
Gracias por presentarme a Gioconda y sus letras de mujer valiente.
Secrète

viernes, marzo 17, 2006  
Blogger Jhony escribió...

Grosero manifiesto Hermano, pero describe a ese fantasma que describes y que ronda en los espacios por donde habitas, si logras atraparla, a esa que habla por estas palabras, Buen trabajo compadre, aunque en estos caso la conquista es lo de menos, porque luego que se hace con los muertos?

sábado, marzo 18, 2006  
Anonymous bai escribió...

Cualquier mujer que tenga algún sentido de supervivencia, de hacer prevalecer sus propios valores, de querer saborear la vida, de simplemente vivir, se ha visto en esta situación, más o menos intensa, de verse acusada de salir del rebaño de la mansedumbre y las costumbres dignas y rectas.

No es patrimonio latino, no: es el precio de ser mujer en cualquier lugar del mundo y si aún estamos así en el primer mundo, imaginaos en otros...

Secreta: lee La mujer habitada.

domingo, marzo 19, 2006  
Anonymous olga escribió...

Fue muy hermoso tener la posibilidad de disfrutar del silencio compartido contigo, en este viaje tan especial de corazon abierto, sin juicios, con una sola mirada en lo mas profundo de nuestro ser, el alma razon tan importante para ver la realidad que somos, solo luces y energia. Que acumulamos en nuestro templo que es lo ùnico real, lo mas importante.

Solo gratitud por estar ahì, en el momento preciso.

OKY

domingo, marzo 19, 2006  
Blogger MaleNa escribió...

Gianconda una mujer con alas, como tantas otras.
Recuerdo a Oliverio cuando manifesto que lo unico que no perdonaba de una mujer era que no supiera volar.
Esa es la cosa, no dejar de desplegar las alas, hombres o mujeres, eso nos hace irremplazables.

Merci

martes, marzo 21, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Una mujer así, es para no dejarla escapar (y generalmente son de esas; "de las que escapan")

martes, marzo 21, 2006  
Blogger pd escribió...

Ufff... eternas bellas pujantes contradicciones coexistiendo por siempre en mí, esa y muchas más... tantas caras, risas, voces que me espían y me acechan... tantas mujeres que me habitan, tantos nombres, vidas, fantasías... Este mes de vida independiente, sucumbí ante una de ellas... quizás la más profunda, la más potente... como diría Gioconda, la que más me gusta ser...
saludos inmersa en las cenizas que me traen de vuelta a mi vida natural... desde los resabios de un fuego que aún me hechiza y me transforma...

viernes, marzo 24, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Cercana a la Belli...

YO PECADORA

Confieso que le he robado el alma al corazón de Cristo,
que maté a una flor por la espalda
y le disparé a la cigüeña.
Confieso
que me comí todas las manzanas
y que suspiro tres veces
al encenderse la luna.
Que le mentí a la inocencia
y golpeé a la ternura.
Confieso que he deseado a mis projimos
y que tengo pensamientos impuros
con un santito.

Confieso que me vendí por dinero.
Que no soy yo
y que he pecado de pensamiento,
palabra y omisión
y confieso, que no me arrepiento.

(Roxana Miranda Rupailaf)



ups! olvidé pedir permiso para entrar, lo siento. Pero no resistí la tentación de dejar las palabras de este torbellino de poesía emergente para usted y sus amig@s.

Tampoco resistí la tentación -ahora que dispongo de tiempo, já- de bucear en internet para saber más de vuestra merced. Finalmente, en "conocimiento" recíproco usted me lleva camino adelantado.

G.

viernes, marzo 24, 2006  
Blogger Demi Moore escribió...

Si pudiera nacer de nuevo, te gustaria nacer MUJER?

viernes, marzo 24, 2006  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Inconsecuente al método, esta semana no he posteado. No me encuentro en mi depto pero estoy en mi casa, frente a un reprimido volcán con varios grados de menos y una escena ataviada de paños verdes y azules. Y como soy fiel a mi fidelidad, al menos quiero escribirles desde aquí.

Marion, empiezo por ti por que inspiraste este post. Así es, como tú dices, así imagino a la mujer que me lleve de este suelo. Quería decirte que tu presencia en mi ruta fue un acto de magia que transformó un camino en miles, para que de esos miles eligiera uno.

A mi amiga gatuna, eu, solo decirte que prefiero tus cosas humanas aunque solo pueda decir que las siento como si fueran santas, intocables, desconocidas, lejanas, inexistentes.

Mi caballo de ajedrez algunas veces llamada clementine, tu compañía en este camino de letras espinudas es tan necesario como esperado. Frente a ti siento que vas muchas jugadas adelante (dos adelante y una hacia el lado, por ejemplo).

Para mi secreta habitante de mi conciencia, adivina de mis pasos por que sin darme cuenta me los dictas desde no sé dónde. Qué exquisitas mujeres mencionas. Especialmente quería resaltar a Pizarnick, en el santiago a mil asistí a una obra sobre ella y dos más de aquellas eternamente enamorables... si es que no tuvieran que morir. Por último, me quedo con el SER más que con el HACER ¿no será ese el paso que le toca dar?

Mi hermano Johnny, leyendo más allá como siempre, no sé si por amigo o por brujo. Mil veces muero por ella, por la desconocida. Amén.

Mi bahía de aguas como espejo del cielo que te mira con ternura mientras intentas atraparlo en el horizonte. Es cierto, esa mujer no es de un solo lugar, imagínate que las he encontrado en Stgo, Guadalajara, Paris, Salvador y obviamente Barcelona. Soy un perfecto detector de aquéllas.

Olguita, mi amiga y compañera de viajes casuales y sensuales. Compartir el corazón estrujado y dárnoslo en ofertorio ha sido un acto de amor desinteresado como no sabía que era posible. Gracias.

Malena, mi nueva huésped que copa los espacios de esta habitación. Hay mucho de Girondo en esta casa, hay mucho de petit mort también, hay mucho de ti por aquí… quédate para siempre.

A la anónimo de siempre. Te juro que no escapo de ellas, pero intentar atraparlas ha sido mi utopía.

Paulette, tanto tiempo sin verla. Qué quiere que le diga, a ud. le viene esa mujer que ha encontrado. Siga en esa ruta sin mirar atrás, no vaya a ser que se convierta en sal.

G, lo ha logrado. Realmente mi curiosidad de genes gatunos me tiene intrigadísimo. Gracias por el complemento, me encanta este diálogo, aunque reconozco que me gusta hacerlo mirando a los ojos.

Demmi, amigota, qué pregunta te mandaste. Podría escribir un ensayo sobre eso, inspirado desde las entrañas y macerado con emociones desconocidas y bienvenidas, para dar a luz con dolor amoroso. No es desfachatez, pero siento que he crecido mirándolas, sintiéndolas, intentado ser un polizón en su buque. Una brujita por ahí me dijo que alguna vez lo fui, y de aquellas gozadoras, como tú ¿o no?.

domingo, marzo 26, 2006  
Anonymous Vesna escribió...

Juan Pablo:
Gracias por este regalo, que es como un espejo para muchas de nosotras.
cariños

domingo, marzo 26, 2006  
Blogger Enigmática escribió...

Desde la otra que soy, me transformo en palabra y ne verso...

Gioconda Belli, gran poeta, dotada de un sensibilidad exquisita, de un erotismo sutil, de un oenguaje sencillo y grande, una poeta que taladra con sus palabras...

domingo, marzo 26, 2006  
Blogger MaleNa escribió...

Me quedo, comparto y te linkeo sin tu permiso.

Así sea.

lunes, marzo 27, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Para mi la curiosidad comienza cuando el otro "olfatea algo" en "eso" que se presenta ante su mirada. A pesar de ello, me intriga que se ídem.

Supongo que ya habrá tiempo para marearse con palabras y pupilas...

G (G2 debiera decir, o anónima 128... x,y,z... ; porque de tanto husmear en este terruño un@ se da cuenta que letras y palabras aisladas no confieren exclusividad identitaria)

PD: Que la pase bonito!!

lunes, marzo 27, 2006  
Blogger Veronika' s World escribió...

Precioso!
te mando un abrazo y retribuyo este andar precioso por tu espacio con un enlace.

felicitaciones por este hermosísimo blog!!!

jueves, marzo 30, 2006  
Blogger Rafa escribió...

Va aquí mi antentado celeste.
Ayer dejé en mis playas abandonadas un vuelo chileno.
Saludos, Juan Pablo.

viernes, marzo 31, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Lo siento, no puedo evitarlo, pero me encantan muchos poemas de ella, como "reglas para los hombres ..."
Sus poemas son super sensuales, me hacen sentir muy hembra
¿Leíste el último libro? Juana la Loca???
Muy de ella
Besos

lunes, junio 19, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

aquí están las reglas:
Reglas del Juego para los hombres que quieran amar a mujeres mujeres


I
El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.

II
El hombre que me ame
no querrá poseerme como una mercancía,
ni exhibirme como un trofeo de caza,
sabrá estar a mi lado
con el mismo amor
con que yo estaré al suyo.

III
El amor del hombre que me ame
será fuerte como los árboles de ceibo,
protector y seguro como ellos,
limpio como una mañana de diciembre.

IV
El hombre que me ame
no dudará de mi sonrisa
ni temerá la abundancia de mi pelo,
respetará la tristeza, el silencio
y con caricias tocará mi vientre como guitarra
para que brote música y alegría
desde el fondo de mi cuerpo.

V
El hombre que me ame
podrá encontrar en mí
la hamaca donde descansar
el pesado fardo de sus preocupaciones,
la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
el lago donde flotar
sin miedo de que el ancla del compromiso
le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

VI
El hombre que me ame
hará poesía con su vida,
construyendo cada día
con la mirada puesta en el futuro.

VII
Por sobre todas las cosas,
el hombre que me ame
deberá amar al pueblo
no como una abstracta palabra
sacada de la manga,
sino como algo real, concreto,
ante quien rendir homenaje con acciones
y dar la vida si es necesario.

VIII
El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo.

IX
El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar – te quiero –
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X
El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,
ni a los pañales del hijo,
será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura.

XI
El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,
alimento para crecer y ser mejor,
como una Revolución
que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria.

¿Eres realmente capaz de amar ásí??
A una sola mujer, por entero, con todas tus fibras, con todo tu ser??? Porque pienso que eres un enamorado del amor......
Nuevamente besos y un abrazo

martes, junio 20, 2006  
Blogger ann1819 escribió...

un hermoso regalo que me identifica al 100%.. gracias

lunes, octubre 30, 2006  
Anonymous Anónimo escribió...

Me encanta tu blog.
Brisa.

jueves, julio 29, 2010  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma