lunes, mayo 05, 2008

Divagaciones de Otoño junto a Teillier

La ira de las hojas,
categóricas e irreflexivas,
no echan pie atrás en su destino,
se entregan a la gravedad
y caen cansadas las importunadas,
eligen colores para la ocasión
y permanecen ahí en rigor mortis
hasta que se inmaterializan en el suelo.

yo

Teillier dijo:


Cuando la forma de los árboles
ya no es sino el leve recuerdo de su forma,
una mentira inventada
por la turbia memoria del otoño,
y los días tienen la confusión
del desván a donde nadie sube
y la cruel blancura de la eternidad
hace que la luz huya de sí misma,
algo nos recuerda la verdad
que amamos antes de conocer:
las ramas que se quiebran levemente,
el palomar se llena de aleteos,
el granero sueña otra vez con el sol,
encendemos para la fiesta
los cálidos candelabros del salón polvoriento
y el silencio nos revela el secreto
que no queríamos escuchar.

Y yo alguna vez escribí:

“Perder, así como los árboles,
desapegados de sus hojas,

en tiempos pintados de tonos café y amarillo.

Perder, así como la serpiente se desprende de su piel.

Mudar, o la oportunidad cotidiana de renacer”


Teillier me responde: “es mejor morir de vino que de tedio”.


Yo digo ahora:


Estoy cercenado en las libertades fundamentales. Tengo un hígado dictador y un otoño implacable que me pide cuentas… si estas son mis hojas a desprender, si es esta vida ya avanzada y doblegada a la que debo renunciar, por favor necesito una tregua, pido minuto, mi respiración no alcanza con el jadeo del aburrimiento de esta nueva vida endosada. ¿Qué significa estar sano? Si se ha enfermado mi disposición a vivir como sé, a comunicarme en los códigos que aprendí. Amigos, la mesa, el vino y la cerveza ya no nos unen, nos dividen. Se acabaron los parrones vespertinos, las micheladas negras y los bares conversados. Este turbio otoño se lleva los sabores y los aromas, y junto con ellos mi placer palatino. Este cruel designio, cuando se abría mi cielo a una nueva vida, la desconozco, me sabe plano y solo me centrifuga a mis extremos más insociables. Sí, estoy en otoño y me voy quedando sin hojas. Soy una naturaleza muerta.


Mientras tanto Teillier me responde:


“(...) Pues lo que importa no es la luz que encendemos día a día,
sino la que alguna vez apagamos
para guardar la memoria secreta de la luz.
Lo que importa no es la casa de todos los días
sino aquella oculta en un recodo de los sueños.
Lo que importa no es el carruaje
sino sus huellas descubiertas por azar en el barro.
Lo que importa no es la lluvia
sino sus recuerdos tras los ventanales del pleno verano (...)”


Concluyo:


Yo por ahora vivo de recuerdos, los reales y los inventados, mi presente solo castra mi moneda de cambio, mi lenguaje, solo balbuceo porque las sensaciones y las realidades no ordinarias prometidas fueron llevadas a cero, fulminadas, y eso me tiene en el más crudo y absoluto bostezo…
doctores míos ¿por qué me han abandonado?

Y como si fuera poco me declaro en drástica pobreza ante los silencios de mi ángel de porcelana… me quedo con la queja en Salieri (pincha aquí).

En viaje en paracaídas también se cayó una hoja.

5 Comments:

Anonymous Anónimo escribió...

Primero que todo creo que tu post esta mas que lindo, como siempre, se esta haciendo una costumbre y diria lo que digo con Burton: " Ya no me sorprende que me sorprenda" ( aunque parece que esto ya te lo habia dicho)
Ahora haciendo referencia propiamente tal a tu post creo que estas siendo un poco mal agradecido, ya que , no todas las personas tienen una segunda oportunidad y si te la han dado es por algo.
Si ahora esas "cosas" que te unieron a tus amigos te dividen, y ya no los tienes... nunca fueron tus amigos (caigo en el tipico cliche... pero bueno... es verdad)
....mmmm..... podria decir que alomejr esta nueva oportunidad que Dios te da, tu cuerpo sano,quizas es para que cambes aquellos antiguos habitos... despues de todo como has dicho "has vuelto a nacer".....


....... por ejemplo que tal si te reunes con tus amigos y cambias las juntas en un pub con cervezas por una reunion al calor del hogar con unos cafecitos o tecitos enmielados, bien conevrsados y guitarreados?????no suena mejor ahora que el frio en Santiago es mas intenso????
o alguna escapada con ellos un finde a algun lugar donde puedan confirmar que lo que los une o unia era mas que la buena mesa con un vinito???...


Te invito a hacer algo (aunque te tilden de loco)...
un dia cuando llueva suavemente sacate los zapatos y pisa el pasto, abre los barzos, cierra los ojos, mira haci arriba y siente esa aguita renovadora en tu rostro y piensa en todas aquellas cosas que el antiguo Juan Pablo no hizo y que el NUEVO PUEDE HACER ESO QUE QUEDO PENDIENTE MUCHO MAS Y MEJOR......

Piensalo.....

martes, mayo 06, 2008  
Anonymous Sandra escribió...

Hola Bello..hace un rato largo que no me daba un vuelta por este lar... y nuevamente, tus palabras tienen la magia de hacer volar... esta es la mejor época del año para mi, la época de los días fríos y ventosos, en donde el cielo se encapota y nos hace soñar con el hogar, con abrigar el corazón y el alma, con la casa chica, ...Precioso, creo no estás mirando con los ojos del corazón lo que estás viviendo...tu hígado dictador es parte de ti mismo, de lo que elegiste vivir, de lo que tienes que aprender, aunque cueste incluso verlo (para qué decir entenderlo)...y los doctores no te han abandonado, están empezando a caminar contigo...

Discrepo absolutamene que tus "AMIGOS" se aparten por no poder compartir una cerveza o una copa de vino...Mauro es un ejemplo que la amistad va más allá de los grados etílicos...

Juan Pablo eres un engendro cabezón maravilloso, que como todos, viniste a aprender tus lecciones y lo mejor es darle vuelta y ver el vaso medio lleno...

...y acuérdate que siempre se puede comer rico y sano...mira la tarde de hoy y piensa qué podría hacer por tí, por tu hígado, y por un grupo de amigos, una rica crema de zapallo, con un toque de genjibre ... imagina... nuevos sabores, nuevos olores...somos animales de costumbres...no será tiempo y hora de cambiar las tuyas

un abrazo

martes, mayo 06, 2008  
Blogger Liliana escribió...

si te digo que tu post carece de "Geometría y teología"....
me imagino que sabes de que hablo o no???

jueves, mayo 08, 2008  
Blogger MK escribió...

Tras el otoño y el invierno sigue la primavera…bella como tú.
Estoy cierta que sabrás reinventarte, por lo creativo de tu ser, por lo porfía de tu alma y por la fuerza que juntos tienen Juan y Pablo.

jueves, junio 05, 2008  
Blogger claudia escribió...

gracias por los textos que elegis para nosotros
al menos a mi, me dejan con la sensación como de pecho abierto, a la belleza, al dolor, a lo que sea

un abrazo
claudia

jueves, septiembre 18, 2008  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma