martes, noviembre 01, 2005

"Éramos los elegidos del sol" (Huidobro)

Éramos los elegidos del sol
y no nos dimos cuenta
fuimos los elegidos de la más alta estrella
y no supimos responder a su regalo
Angustia de impotencia
el agua nos amaba
las selvas eran nuestras
el éxtasis era nuestro espacio propio
tu mirada era el universo frente a frente
tu belleza era el sonido del amanecer
la primavera amada por los árboles
Ahora somos una tristeza contagiosa
una muerte antes de tiempo
el alma que no sabe en qué sitio se encuentra
el invierno en los huesos sin un relámpago
y todo esto por que tú no supiste lo que es la eternidad
ni comprendiste el alma de mi alma en su barco de tinieblas
en su trono de águila herida de infinito.

13 Comments:

Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Concédanme tres cosas:
1. Creo que la poesía no se interpreta, sin embargo ésta maravillosa obra de Huidobro tiene una clara lectura... por favor omítanla, no es esa la que quisiera tuvieran ustedes.
2. La segunda es esa... pedirles esta vez una forma de mirar... de verdad será solo por esta vez.
3. Y la última... no es que crea en la culpas eternas, menos me gustan esos lamentos sexistas impotentes, solo que este clamor va más allá de todo... es un llanto tal cual, con sus nostalgias, lamentos y pesares.

martes, noviembre 01, 2005  
Anonymous Anónimo escribió...

tener la certeza de que somos el regalo y que la vida nos da la oportunidad de sentirlo,de pronto todo se derrumba y nada es como lo vimos , o como lo vi yo, pues tus ojos y tu corazon estaban en otro sitio.
tenerte, o creer que estabas ahi seria un mito? "la vida por delante,... pero nuestros espiritus no cordinaron, a destiempo vivimos, sin sincronía, eso es!!....es cuestion de sincronia!!

no , no me engaño es solo que no me "viste" a traves de mi mirada.

martes, noviembre 01, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Cuanta confusión me generan tus palabras!!! La historia está más que satisfecha de eventos donde sus actores gozan de la mayor de las impunidades (si es que este concepto puede ser cuantificable). Son los casos en que el camino suele de ser piedras por que así es más fácil culparlo de nuestras caídas. Es difícil saber si hay sincronía cuando los movimientos no son transparentes o mirar a través de los ojos de otro cuando éstos están cegados por que solo miran hacia adentro.

miércoles, noviembre 02, 2005  
Anonymous Anónimo escribió...

entonces, cuan ciegos podemos llegar aser?
la confusion que tu mencionas , esla misma que ocupa ahora my espiritu, y no sabes cuanto deseo que me deje en paz...

miércoles, noviembre 02, 2005  
Anonymous Anónimo escribió...

Que curiosa es a vida, luego de unos días de aislamiento para tratar de encontrar dentro de mi una explicación, abro tu página y me encuentro con “Éramos los elegidos del sol”, no te imaginas como se estremeció mi alma al leerlo, ya no sé cuantas veces lo he hecho, no creo que sea un lamento sexista sino más bien es un llanto de decepción, aquella que hoy se ha apoderado de cada rincón de mi corazón, corre por mis venas y no logro entender ni aceptar el por qué es tan difícil lograr simplemente amar sin condición ni exigencia. En una oportunidad tu señalaste a Páez "al lado del camino es más seguro y más barato", hoy creo que es muy cierto, pero no lo acepto, esa es la dualidad que trae confusión y dolor… Hoy decidí volver al mundo nuevamente, no tengo claro si tengo las fuerzas de volver a creer y continuar el camino por este vertiginoso puente que en un minuto decidí cruzar o más bien correr y cambiar de rumbo, solo espero que esta caída no sea más fuerte que mis ganas de disfrutar de la luz del alba, de soñar con el sol del atardecer y de volver a amar porque el castillo que un día forme hoy se derrumbo y la poción que con un amante prepare hoy se volvió en un veneno que mata de apoco la ilusión, y si bien es cierto son experiencias que forman mi ser, no me gusta el sabor que hoy quedo en mi corazón…quizás por eso es que mi alma con esta obra se estremeció…

jueves, noviembre 03, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Cuanda era niño vi una película donde uno de los protagonistas era Merlin el mago, y nunca olvidaré algo que me impresionó mucho. Él era atacado por unos extraños monstruillos, pequeños insectos, y frente a tal amenaza Merlin los pisoteaba para matarlos, pero contrario a lo que uno pudiera esperar, cada vez que lo hacía éstos crecían más y más. De ese modo era imposible eliminarlos.
Al final del día creo que cada uno de nosotros, pequeños y solitarios monstruillos, tiene esa paradojal potencialidad, la de crecer y fortalecerse en la medida que poderosos pies intentan sacarnos del camino.

sábado, noviembre 05, 2005  
Anonymous Ester escribió...

Extraña similitud, pero reconozco que no deja de tener algo de razón, el punto es que es difícil de aceptar que parte de nuestro crecimiento este dado por aquellos pies poderosos que nos tratan de sacar del camino, ya que a veces nos alcanzan y en el momento pareciera ser que nada sanara las heridas. Han pasado unos días y el dolor va disminuyendo, aquello que vi como un gran abismo hoy es un trecho en mal estado del camino, cuando terminara no lo tengo claro y no sé si después de algo así, volveré a sentir ese latido que te estremece por completo, que vuelve tus manos en un atado de nervios, que te roba hasta la respiración y que logra que un simple beso paralice todo a tu alrededor y desnude por completo tu alma y tu corazón… que pena!

sábado, noviembre 05, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Es una legítima pregunta a una duda que lamentablemente solo algunos pueden hacérsela. Yo tampoco tengo la respuesta, pero intuyo que es muy obvia. Lo sabremos cuando pase. Mientras tanto me quedo con el regalo de continuar mi consciente caminar por aquel parque donde las hojas de esos plátanos orientales juegan con la luz de los tibios rayos solares de primavera. Y mientras suenan las hojas secas de ese otoño ya pasado, cuando avanzo voy construyendo la convicción que cerca arribaré a un puerto donde la pregunta vuelve a tener sentido. Que alegría tener conciencia de todo aquello. Que felicidad me produce hacerme esa pregunta aunque el costo de esa efímera alegría sea una tristeza tan pegajosa...

lunes, noviembre 07, 2005  
Blogger Paulina escribió...

Fuimos los elegidos de la màs alta estrella y no supimos responder a su regalo...no sé si alcanzaste a escribir esta parte, pero está dentro del poema de Huidobro que citas, alguna vez lo vivì, lo dediquè, me lo dedicaron tambièn, pero sabes....finalmente son solo palabras, aunque la palabra: crea o mata...eso tambien es cierto, Gracias por tus posteos en mi blog, te envìo un abrazo, luminoso, lleno de risa, de asombro y de una bruma que reconforte

Paulina

lunes, noviembre 07, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Paulina, es cierto, este poema es como el ángel terrible de Rilke, es tan hermoso como mortal.
Gracias, con tu abrazo me haré de más manos, con la luz encenderé mis ojos agradecidos y con ella mi razón será rebasada del asombro infinito, así, con el leve aliento de tu risa esa bruma no solo será mi calma sino que me entregará vida.

martes, noviembre 08, 2005  
Blogger Ivan Fryma escribió...

Interesante tu escritura y tu experiencia Paulina. Nuestras madres siempren tratan de ahorrarnos sufrimientos, aquello con el riesgo cierto de limitar nuestras pasiones. Ahora que es mas importante ser feliz o ser una buena persona. El costo de seguir nuestros deseos siempre va ser el caos, para nosotros y para quienes nos rodean. Es el precio.
Espero firmemente que aun sigas buscando aquellos besos... Cuando ya no los busques es porque encontraste el definitivo, solo tu lo sabes.
Nos vemos

lunes, noviembre 21, 2005  
Blogger Marketing-publicidad-gestion escribió...

SOLO CUANDO,… LA NOCHE ,INTERPRETE YA MI LLANTO SURGIRA LA MAÑANA ..VERDE Y PRESUMIDA ,GUIÑARA SU OJO EN POS DE PERTENENCIA SIN SABER QUE DE ALGUN LADO ..ESTA MI PUÑO SERPENTEANDO, NADA CABE YA LA DUDA EN TAL OCACION DE GRACIA. PUES A UN GUIÑO DE ESA RAZA NO LE NIEGAS UN TORNADO

lunes, agosto 17, 2009  
Blogger Cristián Zúñiga escribió...

FALTA UNA LINEA DEL POEMA.

"...Angustia de impotencia
El agua nos amaba
La tierra nos amaba
Las selvas eran nuestras..."

lunes, enero 02, 2017  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma