miércoles, octubre 05, 2005

A la estúpida adolescente

Estoy vivo pero no coleando
Soy un animal en estado vegetal
Señoras y señores... clamo mi eutanasia

Introduce tus dedos en mis heridas abiertas,
Mujer de poca fe, mírame sangrando mares,
Acaríciame esta yaga perpetua que tengo por piel

Que puede resultar de un ciego y una muda
de la obesidad supurante y una mente prostituta
del desencuentro descarado y autocumplido

Anda, ve, ten un hijo con el hombre que amas
Yo los tendré con la resaca de la tristeza
La muerte se encargará de educar a los huérfanos

Cuántas noches tenía tu día, cuántas camas tu vida
Cuántos días tu mentira, tu traición
Cuantos segundos tuvo la cuenta regresiva

La Despedida de Páez ¿te acuerdas?
Tu silencio de entonces cobra sentido en cuotas vitalicias
A fin de cuentas superarte no es sino aprender a vivir con ello

Tu amor fue un río frente a mi casa
Me enamoró, lo transformé en castillo, finalmente no es más que
una ánima en el camino que enciende velas el día de nuestro aniversario

Una impronta de cadáver mutilado en el camino
de un vagabundo arrollado borracho de pena
las ruedas y el tiempo dibujarán nuestra silueta separados

Visito a menudo tu tumba que está en mi ventana
Estúpida adolescente ni siquiera supiste morir
tuve que matarte para poder seguir viviendo muerto.

7 Comments:

Anonymous Cai escribió...

Me angustia la sinsinecia de tu dolor a la muerte.
>Me angustia la inercia de tu vida ante su partida.
>Las ruedas y el tiempo borraran la silueta que te pena.
>Despues del polvo y la muerte....renacera tu cuerpo mutilado.

jueves, octubre 20, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Cai, si pudiera pedir un deseo, ese sería que el dolor no angustiara al telespectador. Me gustaría que la comprensión cayera en una tormenta y mojara los terceros corazones, y en un chasquido de dedos, supiésemos que el dolor es una experiencia tan íntima como necesaria. Tu contacto me parece una buena forma de continuar. No dejes de escribir.

domingo, octubre 23, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

¡¡¡me creerán ustedes que hay muertos que resucitan para hacer sus descargos!!!

martes, noviembre 01, 2005  
Anonymous roma escribió...

Lo creo,porque me ha pasado con muertos que no he enterrado,sólo así se pueden visitar tumbas...

martes, noviembre 01, 2005  
Anonymous Anónimo escribió...

Si sólo esa sangre derramada desde las heridas no siguiera alimentando y haciendo resucitar los muertos ,si sólo se convirtiera en fluido de vida para ser compartida ,se podría estar un poco vivo y no seguir viviendo muerto

jueves, noviembre 03, 2005  
Anonymous Anónimo escribió...

como seguir si solo un poco de vida te mueve, dios !!! estoi respirando a medias, a medias vivo, servira este medio vivir para volver a empezar??
o es que estoi tan solo medio muerto..

sábado, noviembre 05, 2005  
Blogger Juan Pablo Belair Moreno escribió...

Para volver a empezar hay que morir, pero no es la burda muerte cobarde que se lleva inexorablemente este estropeado aparato receptor (y menos veces emisor) de sensaciones. Es la clausura de ciclos donde se erigen los nuevos cimientos de este espíritu, en un lugar más elevado que permita desplegar el vuelo. Bienvenida la asesina de nuestros asesinos, que es la propia muerte disfrazada de hada madrina.

sábado, noviembre 05, 2005  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma