sábado, octubre 24, 2009

artritis metafísica (ángel gonzález)

dedicado a Benja y a todos los de nuestra tribu

(desde el corazón del otoño londinense
desde la guarda del alma
cuando imágenes amarillas
se acumulan al lado de mi cama)




Siempre alguna mujer me llevó de la nariz
(para no hacer mención de otros apéndices).

Anillado
como un mono doméstico,
salté de cama en cama.

¡Cuánta zalema alegre,
qué equilibrios tan altos y difíciles,
qué acrobacias tan ágiles,
qué risa!

Aunque era un espectáculo hilarante,
hubo quien se dolió de mis piruetas,
lo cual no es nada extraño:
en semejante trance
yo mismo
me rompí el alma en más de una ocasión.

Es una pena que esos golpes
que, entregados al júbilo del vuelo,
entonces casi no sentimos,
algunas tardes ahora,
en el otoño,
cuando amenaza lluvia
y viene el frío,
nos vuelvan a doler tanto en el alma;
renovado dolor que no permite
reconciliar el sueño interrumpido.

En esas condiciones no hay alivio posible:
ni el bálsamo falaz de la nostalgia,
ni el más firme consuelo del olvido.



6 Comments:

Blogger mauro fantin oneto escribió...

Uy!! Amigo!!
qué poema... qué sensaciones!!

sábado, octubre 24, 2009  
Blogger Benjamin escribió...

gracias compadre por el regalo desde allá tan lejos... Has estado atento parece.

Y cuando se nos viene algo nuevo suyo, de esos viajes más internos, de esos que en las crónicas no llegan a verse reflejados.

Un abrazo amigo. Por acá las mareas no se calman.

sábado, octubre 24, 2009  
Blogger Juan Vera escribió...

Mi querido amigo, veo que se hizo angelgonzaliano. No pasa un día sin que abra uno de sus libros sobre mi mesa.

Si no leiste su libro póstumo "Nada grave" es algo urgente.

¿Qué tal por Londres? ¿Tiene ese otoño paradigma de todos los otoños o tampoco eso es ya como fue?

domingo, octubre 25, 2009  
Blogger danielamicucci escribió...

Los dolores del alma siempre son como una herida que nunca cicatriza, en algún momento sangran y nos ponemos a escribir...
Recibe abrazos con calor y sol desde Limache, y la nostalgia del último abrazo al poeta, en esa calle del CºConcepción de Valpo.
DANIELA.

domingo, octubre 25, 2009  
Blogger volvi escribió...

asi parece ser cuando el amor nos llega fuerte y asi tambien se va
duele,se sufre, se llora, se mastica, se llora,
pero sabes lo que aprendi?
que a pesar de eso nunca se debe perder la esperanza en que llegara ese amor sin fisuras,fuerte,sincero,que no le importe mas que construir un futuro soñado y mágico juntos

un abrazo cristalizado : )
cuidate muchooo!!!

martes, octubre 27, 2009  
Anonymous Alonso escribió...

Pues a mí me gusta el poema, ¡pero mucho más la foto!

viernes, noviembre 19, 2010  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Perfil de Facebook de Juan Pablo Belair Moreno
Mesothelioma
Mesothelioma